Geoparque Mundial Unesco Turismo Villuercas Ibores Jara

Posted on Posted in Información Turística


Geoparque Mundial Unesco Turismo Villuercas Ibores Jara

El Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara es un macizo montañoso de amplia extensión que se extiende por 2.544 km2. Está situado en el sureste de la provincia de Cáceres, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana y su mayor altura es el risco de La Villuerca, de 1601 metros de altitud.

Este conjunto orográfico ha sido declarado geoparque al entrar a formar parte, desde el mes de septiembre de 2011, de las Redes Europea y Global de Geoparques auspiciadas por la UNESCO.

Para comenzar, merece la pena saber que los geoparques son áreas naturales que conservan un patrimonio geológico singular, un típico modelado del paisaje y parajes en los que las rocas, los minerales o los fósiles pueden explicar a los visitantes la historia de la Tierra en ese lugar.

No es casualidad. Cincuenta lugares de especial interés geológico (“geositios”) han sido catalogados, tales como algunas montañas con características geomorfológicas especiales, las fallas, los profundos valles fluviales, los yacimientos paleontológicos o de minerales, los plegamientos como sinclinales y anticlinales, entre otros. Es un regalo para los sentidos que nos conecta con nuestros antepasados, con nuestra esencia y el escenario que nos rodea que no parece muy distinto a lo que pudo ser hace miles de años.

Para visitar, el Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara te propone muchos y variados rincones. Especialmente notables son el risco de La Villuerca, el sinclinal de Santa Lucía, la portilla del Almonte” y el desfiladero de Peña Amarilla, la mina Costanaza… Muchos de ellos son también de interés cultural, con refugios o abrigos con pinturas rupestres esquemáticas, los castros vetones, los castillos árabes, las minas de Logrosán que nos hablan del pasado minero en la región, acondicionada para la visita en grupos reducidos.

Por último, la cueva krástica de Castañar de Ibor que fue declarada Monumento Natural debido, en parte, a sus impresionantes formaciones estalactíticas de cristales de aragonito.

El Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara cuenta con un extraordinario patrimonio natural ilustrado por las siete Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA) y los ocho Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) reconocidos en la Directiva de Hábitats de la Unión Europea.

Ello ha dado lugar a la visita de un creciente número de turistas ornitológicos en los últimos años. Estos visitantes son atraídos por especies emblemáticas como las grullas y abundantes aves vinculadas a los elevados afloramientos de cuarcita de las sierras: el buitre leonado y negro, el alimoche, la cigüeña negra, el búho real o el águila real.

Los geoparques valoran igualmente la cultura, la antropología, la arqueología o la historia de su territorio. En el caso de la comarca Villuercas-Ibores-Jara numerosos lugares de interés cultural pueden ser visitados, entre los que destaca el Real Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *