8 Rincones Turísticos para conocer en Sierra de Gata Cáceres

Posted on Posted in Información Turística


8 Rincones Turísticos para conocer en Sierra de Gata Cáceres.

Situada al noroeste de la provincia de Cáceres, la Sierra de Gata hace frontera con Portugal y con la provincia de Salamanca. El aislamiento a lo largo del tiempo de estos pueblos ha hecho que aún se hable un dialecto propio, el A Fala, procedentes de los primeros pobladores astur-leoneses.

En este post os vamos a mostrar todos los rincones que ver en la Sierra de Gata, combinando pueblos y entornos naturales de gran belleza. Una ruta en coche donde conocerás todos los encantos de una zona olvido por el turismo de masa.

1. La piscina con más arte de la Sierra de Gata
La piscina de Descargamaría podía haber pasado como una poza más acondicionada por el baño, eso sí con una pequeña cascada donde el agua te cae como si estuvieras en un spa, pero el diseño del arquitecto Tomás Vega Roucher y el artesano Andrés Amores, la han convertido en la piscina natural más curiosa de la Sierra de Gata. Allí los bancales de su abrupto terreno están recubiertos de una cerámica esmaltada de colores que le dan un aire a Gaudí.

2. Descubrir el pueblo más bonito de la Sierra de Gata
Nos acercamos al Orbaneja de Castillo extremeña, Robledillo de Gata. Al igual que este famoso pueblo burgalés, el río Arrago pasa por debajo de pueblo, formando saltos de agua en su bajada, no es tan espectacular como Orbaneja, pero tiene un encanto especial. Sin duda uno de los pueblos más bonitos que ver en la Sierra de Gata.

Un paseo por sus calles nos permite descubrir su trazado medieval, con sus casas de varias plantas en pizarra, adobe y entramados de madera, una arquitectura que nos recordará a la vecina comarca de Las Hurdes. Además de la Parroquia de La Asunción, merece la pena conocer su museo del Aceite, donde se ha recuperado su antiguo molino con el que se prensaba la aceituna para obtener el aceite.

3. El pueblo con las mejores panorámicas de la Sierra de Gata
Santibáñez el Alto, con su estratégica ubicación, ofrece una de las panorámicas más bonitas de la comarca, en la que se incluye el embalse del Borbollón y la Torre de la Almenara.

En la cima nos espera su Castillo (siglos IX y X) o alcázar, ya que su origen es musulmán. Hoy todavía se conserva un patio y una de las torre. Pero sin duda lo mejor del castillo son sus vistas donde podemos contemplar casi todas las poblaciones de la Sierra de Gata y de las Vegas de Coria. Además de la Torre de la Almenara, símbolo de la Sierra de Gata, visible, prácticamente desde cualquier punto de la comarca.

4. Visitar el pueblo que da nombre a toda una comarca
Nuestra siguiente parada es el pueblo de Gata, sin duda es el municipio que más simboliza la esencia de la arquitectura, el paisaje, la gastronomía y, en definitiva, lo que representa la Sierra de Gata. Es por esto, que es esta región de Cáceres se llama la Sierra de Gata.

No por casualidad el casco urbano de Gata está declarado Conjunto Histórico de Interés Cultural. Tan sólo otros cuatro pueblos de la Comarca comparten esta denominación: Trevejo, San Martín de Trevejo, Robledillo de Gata y Hoyos. El conjunto urbano de Gata es, sencillamente auténtico.

5. El mejor lugar para los amantes de la ornitología
Tras pasar Santibáñez el Alto, a 10 kilómetros de Moraleja, encontramos el embalse de Borbollón. Un gran lago donde la afición por la ornitología y la pesca se aúnan con el baño y los deportes náuticos, constituyendo un oasis de aguas claras y serenas.

Construido en 1954, está asentado en un paraje llamado El Borbollón, llamado así debido a una fuente que manaba a borbotones. El embalse está declarado como Zona de Especial Protección para la Aves por la importancia de su avifauna tanto en primavera como en invierno.

Uno de los elementos más característicos es la isla de Parra Chica, localizada casi en el centro del embalse. Los árboles de dicha isla acogen en primavera una importante colonia de garzas, cigüeñas blancas y milanos negros.

6. Uno de los pueblos más curiosos de la Sierra de Gata
Seguimos nuestro recorrido por la Sierra de Gata hasta llegar a Hoyos, uno de los pueblos más curiosos de la ruta, ya que a pesar de su pequeño tamaño (menos de 600 habitantes) es por su situación céntrica la capital administrativa de la Sierra de Gata. Aquí encontramos los juzgados, el notario, el instituto o cualquier otro organismo administrativo. A esto hay que añadir el esfuerzo de sus vecinos por recuperar su arquitectura tradicional que le ha hecho tener uno de los cascos urbanos más atractivos de la comarca.

El casco histórico se distribuye en torno a la Iglesia del Buen Varón, que enmarca tres grandes plazas: la de la Constitución, la Mayor y la de Gabriel y Galán o “el Coso” (antigua plaza de toros).

7. Recorrer una de las rutas más bonitas de la Sierra de Gata
Salimos desde la Plaza Mayor de Gata, tomamos la calle del Negrón hasta llegar a una calleja que sale a nuestra izquierda en cuyo inicio hay un panel informativo de la Torre de la Almenara. Desde este punto ascendemos dejando atrás las huertas del pueblo hasta adentrarnos en el robledal, salpicado de castaños, pinos y algunos alisos.

Al salir del bosque ya divisamos la torre sobre su mole de granito. La subida hasta la almenara se hace por una senda marcada. Llegados arriba disfrutaremos de las increíbles vistas de la Sierra de Gata, de frente Jálama y toda la frontera con Portugal, al sur el embalse del Borbollón y si el día está despejado los llanos de Cáceres, a nuestra espalda el valle del Árrago, a nuestros pies el pueblo de Cadalso y al fondo las lejanas cumbres de Gredos.

8. Una aldea medieval parada en el tiempo
Tras pasar Villamiel y subir por una sinuosa carretera, llegamos a Trevejo, un pequeño pueblo parado en el tiempo. Apenas un puñado de casas diseminadas en un terreno pedregoso y con unas vistas envidiables de 365 grados.

En un extremo encontramos las ruinas de un castillo de origen árabe rodeado de tumbas antropomórficas de los que pudieran ser sus antiguo morados del castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *